La sopa de los jornaleros, los viajeros y la emperatriz.

La sopa de los jornaleros, los viajeros y la emperatriz.

Bien es sabido que uno de los platos típicos de la gastronomía española es una sopa de tomate y hortalizas que comúnmente se le denomina: gazpacho. Se trata de un plato ligero muy refrescante que está elaborado con los productos típicos de la huerta: aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas: tomate, pepino, cebolla, ajo y pimiento. Generalmente, suele servirse muy fresco en los meses más calurosos ya que, al tener una consistencia ligera, su digestión no resulta pesada. De hecho, durante siglos, fue el alimento base que tomaban muchos jornaleros y campesinos ibéricos del sur hasta que poco a poco, se fue expandiendo por toda la Península Ibérica, incluyendo por supuesto, Portugal. Ello supuso que el tradicional y más conocido «gazpacho andaluz»  evolucionara para salir de este, derivaciones culinarias: frías como puede ser el salmorejo o el ajoblanco pero, también opciones en caliente como el conocido gazpacho manchego (o Galianos).

Viendo por tanto, la larga historia de este plato, es muy fácil que el gazpacho supere límites y nos lo encontremos en obras literarias como la «El Quijote», que Murillo las representara en sus obras o que muchos viajeros románticos la dieran protagonismo en sus libros como Richard Twiss o William George Clark; sin embargo, una de las anécdotas más curiosas es la protagonizada por Eugenia de Montijo, emperatriz consorte de Napoleón III, quien, amante de este plato, decidió ser la responsable de llevar la receta a Francia.

Historia, mitos, sabor, color y nutritiva; el gazpacho no ha de quedar indiferente a nadie; razón por la que le hacemos un homenaje especial. Plato de nuestra tierra, plato de nuestra gente y nuestro pueblo, ahora es también el plato de Garimba Sur para que lo disfrutes y lo saborees como se merece. Como te mereces.

Pin It on Pinterest